10 cosas que no sabías del ballet El Cascanueces

10 cosas que no sabías del Ballet El Cascanueces

Llegó mi época favorita en todo el año: la navideña, y con ella, el mágico y tradicional Ballet El Cascanueces. Este cuento de hadas se ha convertido en todo un clásico navideño y cada año tiene muchísimas producciones exitosas. En particular, yo disfruto muchísimo toda la experiencia de ir a verlo, es un must navideño muy importante en la danza. Hoy te voy a contar 10 cosas que quizás no sabías del Ballet El Cascanueces, para que las recuerdes cuando estés en la función o puedas hablar de los datos curiosos a tus acompañantes.

La obra narra la historia del nuevo juguete que Clara recibe en la noche de Navidad: El Cascanueces. El juguete cobra vida y tiene que enfrentarse al Rey Ratón en una batalla para después llevar a Clara a un reino mágico.

                                                        

Ahora sí, empezamos con las 10:

 

1. Una tradición alemana

La apariencia elegante de los cascanueces, los transformaron en una de las figuras principales de la época navideña en Alemania, donde se cree traen buena suerte y prosperidad al hogar. Por eso es normal que sea un regalo clásico en la época navideña.

 

2. Las versiones de la obra

El ballet de El Cascanueces está basado en una historia de E.T.A Hoffman titulada El Cascanueces y el rey de los ratones. De hecho, la versión original es mucho más oscura. El argumento que se utilizó después para el ballet que todos conocemos, viene de una adaptación que hizo Alejandro Dumas de la original.

 

3. No tuvo éxito inmediato

La primera vez que el ballet fue presentado en Rusia fue en 1892 y no causó mucha impresión. ¿Puedes creer eso? Realmente, no fue sino hasta la producción del coreógrafo George Balanchine en 1954, que la obra comenzó a tener popularidad.  Esta versión en la más representada actualmente.

 

4. La música

Las piezas musicales, compuestas por Tchaikovsky, pertenece al período romántico y algunas de sus melodías –como “La danza de las flautas” y el “Vals del Hada de Azúcar”-  las escuchamos cada año en anuncios publicitarios y películas navideñas. 

 

5. Piezas TOP

 

La danza rusa (mi fav) es una de las piezas más reconocidas del ballet junto con el Vals de las Flores y Marcha, además del Vals del Hada de Azúcar.

 

6. Un reconocimiento que llegó tarde

Tchaikovsky murió menos de un año después de que se realizara la primera versión del Cascanueces. Nunca conoció el impacto que tuvo su trabajo a nivel mundial.

 

7. Un agregado a la música

Tchaikovsky utilizó una celesta (un instrumento de percusión muy parecido al piano, pero más pequeño) que contrabandeó de Rusia a París, para darle un sonido diferente a “La danza de la hada del ciruelo de azúcar”.

 

8. El primer coreógrafo

 La coreografía estuvo a cargo de Marius Petipá, un conocido maestro de ballet, coreógrafo y bailarín de origen francés.

 

9. El dúo que crea la magia de los clásicos

Antes de trabajar juntos en El Cascanueces, Marius Petipá y Tchaikovsky ya habían colaborado en “La Bella Durmiente”, uno de los ballets más famosos del repertorio clásico.

 

10. Tradición mundial del arte

 Todos los años se realizan en el mundo miles de versiones de esta puesta en escena. De hecho, sólo en Estados Unidos se preparan más de 450 temporadas cada diciembre. Eso sin contar el gran esmero y dedicación que le ponen a estas producciones para tener esa experiencia mágica que tanto nos gusta vivir en la temporada.

 

 

Estas fueron las 10 cosas que no sabías del Ballet El Cascanueces.

¿Ya tienes tus entradas para este año? ¿Cuál es tu favorito?

 

Quizás te interese leer: Cómo captar público para espectáculos de danza

4 comentarios en “10 cosas que no sabías del Ballet El Cascanueces”

Deja un comentario