Ponerle precio a tu talento. Cómo cobrar por tu trabajo,

Cómo ponerle precio a tu talento

¡Hola belleza! Estoy tan, tan feliz de estar de vuelta por acá. Luego de poder organizar bien nuestro contenido WOW, tendremos blog para rato. Y qué mejor manera de comenzar que hablar de este tema tan importante para los bailarines profesionales: cómo ponerle precio a tu talento.

Esta vez no nos vamos a quejar por las injusticias que se ven en el medio, ni nada parecido –en Instagram ya hemos hablado de que es nuestra responsabilidad como profesionales darle valor a nuestro trabajo-. Por el contrario, te hablaré de lo que más nos interesa: cómo cobrar y definir tus precios.

¿Estás listo para saberlo? 5, 6, 7, y…

 

Step 1: Determina lo que quieres ganar

 

Ok, aquí es importante cambiar el chip donde están grabadas algunas frases como “….pero Fulanito está cobrando esto”, “…normalmente para ese trabajo pagan x cantidad”. Siéntate, piensa un poco y visualiza cuánto te gustaría ganar en un tiempo determinado: puede ser semanal, mensual, incluso anual. No te pares de esa silla hasta que tengas una cantidad definida y te sientas a gusto con ella. ¡Yo can do it!

Ten en cuenta el monto independientemente del número de proyectos o de horas en los que quieres trabajar.

 

Step 2: Haz un cálculo de tus gastos

 

Como toda profesión, la danza también conlleva gastos. Si tomamos el ejemplo de un bailarín profesional, podríamos definir los algunos esenciales:

  1. Formación: un bailarín se forma y asiste a clases constantemente.
  2. Ropa para ensayos/clases: podemos incluir calzado, dependiendo de las especializaciones.
  3. Cuidados médicos.
  4. Tiempo: El tiempo vale oro, sí. Y también es un gasto. Incluye tu tiempo de entrenamiento, ensayos/prácticas, investigación, performance, traslado, etc.

 

Más o menos se va entendiendo la idea. Pero ojo, tampoco vas a trabajar solo para cubrir los gastos operativos, eres una persona como cualquiera y debes tener en cuenta tus gastos personales y saber cuál es la cantidad que necesitas para llevar el estilo de vida que quieres: vivienda, alimentación, ropa, transporte, salud, ocio, etc.

 

Step 3: Precio por hora

 

Ya en este punto sabes cuál es la cantidad de dinero que quieres ganar. Ahora solo tienes que ponerle el precio a tu talento, y la mejor manera es hacerlo por hora de trabajo.

La tarea se trata de distinguir las horas que vas a dedicar al mes para realizar los trabajos (incluye montaje, ensayos, performance, etc.)

Una vez sumes tus gastos con lo que quieres ganar, tendrás una meta de ingresos (semanal, mensual o anual.) Esa cantidad la vas a dividir entre el número de horas de trabajo de ese mismo período y ¡voilà! Ya tendrás tu precio por hora.

Ahora, vamos a sumar tus gastos operativos, inversión en formación, gastos personales y rentabilidad deseada.  Eso nos va a dar un monto en dinero que es tu meta de ingresos, puede ser semanal, mensual o anual.  Ese monto, la meta de ingresos, lo vas a dividir entre el número de horas de trabajo del período que escogiste y listo. ¡Tienes el valor de tu hora de trabajo!

Si necesitas más ayuda a la hora de calcular precios, prueba con estas opciones.

 

Datos mega importantes para ponerle precio a tu talento:

 

  • Identifica a tu cliente ideal: imagínate y describe esos atributos clave de ese cliente que quieres tener. Hazlo teniendo en cuenta el mercado que quieres atender, lo más probable, es que esté dispuesto a pagar el precio de tus servicios.

 

  • Define tu propuesta de valor: ¿qué es eso que te diferencia del resto y hace que tu cliente ideal diga sí a todo? Busca ese factor diferenciador que te haga sobresalir.

 

  • Aprende el arte de venderte: practica y prepárate para decir qué tan bueno eres y cómo tu trabajo cubrirá las necesidades de tu cliente. (Veremos estas cositas más adelante, I promise.)

 

¡Felicidades! Has llegado al final de este post y eso quiere decir que ya estás totalmente preparado para darle valor a tu talento. No esperes más y empieza a venderte como profesional en la danza.

Deja un comentario